RESEÑA HISTÓRICA

En los años 1948 a 1949 la Cooperativa Chortitzer Komitee empezó a comprar manteca, elaborada artificialmente por los miembros de la sociedad.
Esto se hizo por la necesidad de desarrollar una alternativa de ingresos para la sobrevivencia o el mejoramiento del nivel económico de los mismos miembros.
La manteca fue comercializada en el mercado de Asunción en situaciones precarias, quiere decir, sin infraestructura de cámaras frías o transporte refrigerado.
La manteca fue llevada al mercado en latas de chapa, con carros y caballos hasta la estación del tren en Km. 145, llevada en tren hasta el puerto Casado del Río Paraguay para ser llevada en barco hasta Asunción.

En 1951 se hizo la primera instalación para recibir leche y descremar la misma. La crema así obtenida se procesaba para manteca y la leche descremada se le devolvía al productor. A partir de ahí el productor tenia la posibilidad de entregar su leche y/o su crema de leche y no precisamente manteca.

En el año 1954, se construyo en Loma Plata, donde hoy se encuentra la planta principal, el primer edificio de la planta láctea, para empezar con la producción de queso y manteca. A partir de ahí, la cooperativa misma se encargaba de comercializar sus productos en el mercado de Asunción, pero sin marca y nombre, los consumidores lo identificaron como "Queso menonita". Esto fue la época donde se desarrollo la propia marca lácteos "TREBOL".

La producción de leche creció y por cual razón se realizo una nueva ampliación de la planta en el año 1970 en esta época también se construyo le primera cámara frigorífica con un salón de ventas en Asunción. En el mismo año se contrato un profesional calificado, con la clara intención de mejorar la calidad de los productos existentes y desarrollar unos nuevos productos. Estas ampliaciones y desarrollos de novedades provocaron muy rápidamente una falta de leche y por ende una falta de más productores de la materia prima.

Las primeras metas fueron alcanzadas, la leche ya significaba una importante fuente de ingresos para los colonos de la Colonia Menno.
A partir de ahí, la producción láctea estaba en constante crecimiento. La cooperativa le proporciono créditos a sus socios productores para mejorar la genética en sus hatos lecheros y en sus instalaciones de ordeñe. Se hicieron también constantes esfuerzos de mejoramiento en la industria y en la distribución de los productos. En esta época, se abrieron también dos sucursales, o sea, dos plantas queseras, una en Lolita y una en Para Todo, para facilitar la entrega de leche. La planta en Para Todo fue cerrada en el año 1988, porque los caminos internos de la colonia mejoraron y se notaba una fuerte ineficiencia en mantener tres plantas pequeñas.

En el año 1980 la producción de leche alcanzó los 10.000.000 de litros, por cual razón se realizo grandes ampliaciones en la quesería de Loma Plata.
En dos años casi se duplicó la producción de materia prima, que obligo la administración de la cooperativa a buscar nuevas alternativas, nuevos productos y nuevos procesos. Ya se había introducido la elaboración de Yoghurt, pero en pequeña escala, cual no tomaba mucha leche.
Se decidió de lanzar al mercado una leche fluida. Después de muchos estudios y visitas en otros países, se decidió empezar con leche larga vida, envasada en el envase de cartón de Tetra Pak. Así se lanzo en Febrero de 1984, la primera leche fluida de la marca Trébol, en el mercado de Asunción.

Unos años mas tarde se lanzo también la leche fresca, pasteurizada, envasada en el sachet de plástico. Los esfuerzos a nivel tambo, a nivel industria y a nivel comercio llevaron el sector lácteo a todo un éxito en la cooperativa. Las exigencias del mercado, la iniciativa de la administración y la voluntad de los productores resultaron, que en los años 1996 y 1997 se planificó e inició las instalaciones de frío en los tambos y/o en las aldeas.

Hoy, de los más de 70.000.000 de litros de leche producidos por año, más que el 50% son enfriados y recolectados fríos.

Los productos lácteos de "TREBOL" son reconocidos productos en todo el territorio nacional, gracias al gran esfuerzo de la Cooperativa Chortitzer Ltda.

.