PRODUCCIÓN HORTOFRUTÍCOLA

La producción de hortalizas y frutas es un sector productivo nuevo y naciente en la cooperativa. Nació por la necesidad de diversificación de nuestras fincas, las cuales por su pequeño area y suelos arenosos agotados se ven obligado producir algun producto en forma intensiva con riego y fertilización y obtener de esta forma un ingreso adicional para el productor y su familia. También el crecimiento poblacional obliga a la sociedad buscar ingresos adicionales que no sean tradicionales porque la limitante en la extensión de los productos lacteos y carnicos es la tierra.

 

Además la elevada tasa de emigración obliga a buscar soluciones para enfrentar dicho problema, buscando soluciones productivas para la juventud, la cual constituye la futura sociedad. También la cooperativa amplía su horizonte y su prestigio con la creación de nuevas alternativas productivas. Es sabido que las grandes regiones hortícolas del mundo se sitúan en zona áridas y semiáridas por la menor incidencia de enfermedades fungosas y bacterianas (ej. Israel, Almería España, California USA, etc.).

 

Las ventajas que posee el Chaco Central con respecto a la producción hortícola son:


1. Mucha insolación
2. Humedad relativa baja
3. Invierno relativamente caluroso
4. Buena organización con respecto a créditos, asesoramiento técnico, procesamiento, transporte y
comercialización.

 

Actualmente estamos con la producción de tomate larga vida en invernaderos produciendo anualmente unos 300 toneladas, la cual se comercializa en el mercado local y el restante se envía al mercado nacional.

 

La idea es crecer más produciendo otros productos como pimientos de colores, sandías sin semillas, melones de muy buena calidad y otros, con el objetivo de producir un producto especial, lo cual no es convencional en el mercado alcanzando con esto un nicho de mercado el cual remunera mejor los productos. El Chaco Central por las desventajas climáticas no puede competir produciendo productos convencionales y comercializándolo en el mercado de abasto en forma convencional, sino que se debe producir poco y para un nicho de mercado presentando un producto algo exótico con calidad y del cual se pueda exigir una remuneración mas elevada.

 

La Cooperativa, a través de su estación Experimental Isla Poí, contínuamente está investigando que se puede producir y se ha obtenido buenos resultados con pimientos de colores, con tomate larga vida, con sandías sin semillas, con cebollas, con melones tuturados de muy alta calidad, etc., la mayoría de los cultivos todavía a nivel experimental o para el mercado local.

 

Es un gran desafío para la cooperativa y para los técnicos de la institución el desarrollo de nuevas alternativas productivas.